PANAMÁ REFUERZA LOS CONTROLES DE SEGURIDAD TRAS APAGÓN ELÉCTRICO MULTINACIONAL
Última Actualización: 2019-01-21
Decrease Font Size Increase Font Size

PANAMÁ, 21 ene (NNN-PRENSA LATINA) -- A pocas horas del inicio de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, la Empresa de Trasmisión Eléctrica S.A (Etesa) refuerza los controles de seguridad en el sistema electroenergético nacional para evitar otro apagón.

El domingo, una falla en el Sistema Integrado Nacional, interconectado con el resto de Centroamérica, dejó sin fluido eléctrico a casi todo el país y a varias zonas de Nicaragua, Costa Rica y Guatemala.

Según medios internacionales de prensa, el incidente disparó las alarmas sobre la capacidad de Panamá para afrontar una emergencia de este tipo en medio de un evento masivo como la JMJ, el cual sesionará desde el lunes y hasta el domingo con la presencia del papa Francisco.

El apagón eléctrico, que duró cuatro horas y media, paralizó el servicio en las líneas uno y dos del Metro, esta última en operación parcial desde el viernes último, por lo que pasajeros locales y peregrinos fueron desalojados de emergencia por el Cuerpo de Bomberos de Panamá.

La falta de fluido eléctrico también provocó la interrupción de la Planta Potabilizadora de Chilibre, por lo que el servicio de agua potable a la población citadina estuvo paralizado en varios lugares, entre ellos hoteles, a los que se sumaron algunos centros comerciales.

En conferencia de prensa el domingo, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, negó que el incidente estuviera vinculado a problemas de demanda eléctrica como resultado de los eventos que sesionan en el país por la JMJ.

'Es importante destacar que los protocolos de emergencia funcionaron y que áreas críticas como el Aeropuerto de Tocumen, el sector aeronáutico y otras funcionaron sin ningún tipo de inconvenientes', precisó el mandatario, quien llamó a la población a mantener la calma.

Por su parte, el gerente de Etesa, Gilberto Ferrari, explicó que el problema se presentó en la subestación de Panamá, en Condado del Rey, la cual suministra gran parte de la energía que se consume y se despacha a la ciudad capital.

Apuntó que en ese momento la subestación estaba en las últimas definiciones para poner una de las barras en condiciones óptimas, cuando se suscitó un evento en la línea que trae energía desde La Chorrera, en la provincia de Panamá Oeste, a la urbe citadina, produciendo una falla en la barra que estaba en producción.

En ese instante, los sistemas de protección eléctricos trataron de ir a la segunda barra, que al estar en pruebas, no encontraron disponibilidad y la falla ocasionó el colapso de los transformadores principales de la subestación, produciendo un desbalance entre la demanda y la carga.

A pesar de la explicación, aún se desconoce la causa que motivó la falla, que tiene un antecedente en 2017, cuando la falta de mantenimiento generó la salida de servicio de una subestación en el interior del país, que repercutió en el sistema electroenergético centroamericano y provocó un apagón multinacional similar al del domingo.
-- NNN-PRENSA LATINA